top of page

LA LUNA MENGUANTE

Trabajando con nuestro arquetipo femenino de La Hechicera




La luna es el cuerpo celeste que más directamente se relaciona con la magia. Debemos tener en cuenta, a la hora de elegir el momento propicio para nuestros rituales, el signo y la fase en los que se encuentra la luna, además de si está fuera de curso o si tiene alguna relación desafiante con algún planeta (aspectos). Aun así, las astrología nos ofrece la hermosa ley de correspondencia, en donde no nos obliga a elegir un momento concreto, pero si los mas apropiados para hacer de tus sueños, posibilidades o anhelos los mas radiantes y concretos en la tierra.

Ser conscientes de esta naturaleza nos ayuda a comprender que somos parte de un todo, de un gran tejido universal y que estamos redeadxs de pequeños y grandes bucles imposibles de separar, el microcosmos y el macrocosmos constantemente danzando.

El sol nos ofrece la noción cambiante de las 4 estaciones, mientras que la Luna nos muestra la presencia de 4 energías que también forman un ciclo completo.


Acá te compartiré información preciada a tener en cuenta en las fase menguante, que es donde nos encontramos.

El cuarto menguante se refiere a una fase específica de la Luna en su ciclo lunar. Durante esta fase, la Luna se encuentra iluminada solo en la mitad izquierda desde la perspectiva de un observador en el hemisferio en que se encuentre. Esta fase lunar se asocia comúnmente con la disminución de la energía y es considerada un momento propicio para liberar y dejar ir lo que ya no sirve.


El cuarto menguante es una fase lunar que tiene diferentes interpretaciones y prácticas asociadas a ella. A continuación, te proporcionaré algunas acciones que se pueden realizar durante esta fase lunar para aprovechar su energía:


  1. Detox y purga: Durante el cuarto menguante, se sugiere realizar una limpieza tanto en el cuerpo como en los espacios físicos. Puedes aprovechar esta fase para dejar hábitos tóxicos, como fumar o consumir alimentos que te hacen daño. También es un buen momento para deshacerte de objetos que ya no utilizas.

  2. Rituales para soltar: El cuarto menguante es considerado un momento propicio para realizar rituales de liberación y soltar aquello que ya no te sirve. Puedes escribir una carta a personas con las que sientes que quedaron palabras por decir o cerrar ciclos emocionales pendientes.

  3. Limpieza física y energética: Durante esta fase, es recomendable realizar una limpieza en tus espacios físicos, como sacar objetos que ya no utilizas. También puedes aprovechar para limpiar energéticamente tus espacios, utilizando métodos como el uso de velas blancas, incienso o baños de purificación.

  4. Meditación y reflexión: El cuarto menguante es un momento propicio para la meditación y la reflexión. Puedes aprovechar esta fase para conectarte contigo mismo/a, cerrar ciclos y encontrar claridad mental.


A continuación te comparto un ritual muy sencillo de purificación y protección para dejar un mal hábito o para cortar definitivamente eso que deseas dejar ir.


Ingredientes

-Algunos hilitos de azafrán (opcional)

-La piel seca de una cabeza de ajo

-Una ramita seca de tomillo

- La piel seca de una cebolla

- Papel y lápiz negro

- Un recipiente para quemar

- Fósforos


• Si se desea, también se pueden usar una o varias hematitas, pero no es algo indispensable.


1 . Escribir o dibujar en el papel ese hábito que nos está perjudicando y del que queremos alejarnos. Doblarlo en tres partes hacia afuera de ti.


2 . Poner el papel en el recipiente que se ha preparado para quemar y, una a una, añadir las plantas y las pieles mientras se les pide que, por favor, ayuden con sus energías en la petición de sanación y liberación.


3. Si se van a utilizar hematitas, es el momento de cogerlas entre las manos y sentir que su propiedad de aumentar la fuerza de voluntad ya comienza a hacer acto de presencia. Si no se van a utilizar, se puede prescindir de este paso.


4. Se enciende el fósforo y se prende fuego al papel junto con las plantas que se han colocado en el recipiente. Según van ardiendo los elementos, se visualiza cómo ese hábito desaparece y deja paso a una inmensa sensación de bienestar y libertad.

Puedes repetir en voz alta lo siguiente:


“Con el fuego desaparece, se transmuta, le agradezco pero ya no nos parte de mi presente y lejos de ellas mi mente, mi cuerpo y corazón permanecen”


También te recomiendo la tarde-noche y mirando hacia el norte si se está en el

hemisferio sur, y hacia el sur si estás en le hemisferio norte. Se puede repetir el ritual una vez al mes, hasta que el hábito quede erradicado por completo.


Luego de esto, te puedes dar un baño de purificación de ruda para terminar de soltar y liberar de tu campo todo lo que soltaste en tu ritual.


Recuerda que estas acciones responden a tu poder y que cada persona puede adaptarlas según sus propias creencias y prácticas.


¿Estas lista para recibir la siguiente fase de Luna Nueva liviana, purificada y ligera? 


¡Te quiero!


436 visualizaciones6 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

6 commentaires


Gracia Nico ✨♥️ por tanto amor y transmitir tus conocimientos

J'aime

Gracias Nico por compartir tanta sabiduría en amor 🤍✨

J'aime

Como no amarte ❤️, gracias mi hermosa princesa del amor 💜🤍🙏🙏🙏, Dios te bendiga infinito 🙏

J'aime

Gracias Nico! ❤️

J'aime

Gracias, gracias, gracias infinito ,amarte

J'aime
bottom of page