Deja que arda y te movilice para sanar

Tu corazón necesita abrirse y arder de vez en cuando; es cómo nos transformamos y crecemos como seres humanos. Aunque estos dolores de crecimiento duelen, hay una parte que no se muestra en un comienzo: toda la luz que viene en tener el corazón herido por la pérdida, la desesperación o la desilusión, o realmente sentir dolor, significa caminar por el fuego y puede que todo se vuelva turbio y sin salida. Pero déjame recordarte que regresaras. Todo es parte de la vida. Algunos dirán que es es parte del crecimiento, otros dirán que es una lección para tu evolución, y muchas cosas más, sin embargo, hay algunas cosas que solo hay que vivirlas por nosotros mismos.

Un corazón fragmentado te obliga a arrodillarte y te conecta con esta vida y este momento. Estás aquí. Ahora. El sentimiento de muerte, de extinción, le da un nuevo giro a lo que es sentirse vivo. Si has experimentado esta sensación, esta emoción de quedarte a la deriva, entenderás.

Sabes lo que se siente estar vivo después de haber experimentado la desilusión mas profunda que ni te imaginabas que podría existir. No te imaginabas hasta que lo vives, que todo ese dolor puede habitar dentro y encenderlo todo. Te cuestionas todo, situado en un acantilado, moviendo los dedos de los pies por el borde, mirando la caída infinita debajo y luego, con mucho cuidado, sientes los latidos de tu corazón roto, porque sientes que sigue latiendo y entonces retrocedes un paso. Ese conocimiento no puede venir de otra manera.

Un corazón roto es un reinicio. Es un momento único, para soltar y tirar todo lo que alguna vez pensaste que sabías o te importaba de sobremanera, rompiéndose en un millón de pedazos por todo el piso. Y te das cuenta que es imposible reparar las piezas rotas de todas esas cosas que hasta ese momento importaban. Ahora, acostado entre los escombros, entre las ruinas, ves estos pedazos como realmente son. Muy pocas piezas merecen ser recogidas y pegarse nuevamente en estas nuevas interpretaciones de una nueva pieza de mosaico.



<