Pan de semillas sin gluten


Muchas personas con intolerancia al gluten, se preguntan qué tipo de alimentación es posible llevar una vez que se enteran de que sus intestinos no son compatibles con este ingrediente, que lamentablemente casi todos los alimentos lo tienen. Pues bien, lo más importante es establecer una alimentación balanceada con alimentos que tengan los nutrientes necesarios y no quedar al debe. La alimentación basada en plantas es rica, saludable, ya que existen alimentos libres de gluten de forma natural como por ejemplo los fermentos de todo tipo, frutas y verduras, hongos, setas, semillas, cereales como la quinoa, mijo, amaranto etc, que permiten llevar una alimentación equilibrada. Además, hoy en día es cada vez es más frecuente encontrarse con productos con etiquetado “Sin gluten” en numerosos alimentos muy demandados por los niños sobre todo, como lo son los dulces o el pan. Acá te enseñare una preparación maravillosa de pan de semillas sin gluten y llena de nutrientes, pues ocupamos el trigo Sarraceno que es libre de gluten.

El trigo sarraceno (Fagopyrum  esculentum) es un pseudocereal también llamado alforfón. Su origen se sitúa en Asia central. Al igual que otros pseudocereales como la quinoa o el amaranto, el trigo sarraceno contiene una proteína de alta calidad al contener todos los aminoácidos esenciales sin presentar déficit de lisina o metionina. El aporte de hidratos de carbono es bastante elevado siendo, en su mayoría, hidratos complejos de lenta absorción lo que hace que el trigo sarraceno tenga un bajo índice glucémico. El trigo sarraceno aporta más fibra que la quinoa o el amaranto, contiene mayoritariamente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas siendo su aporte principal de ácidos grasos esenciales omega-6. El aporte de vitaminas del grupo B es importante, sobre todo de niacina o vitamina B3. También contiene algo de vitamina E. Su contenido en minerales es amplio destacando el zinc, selenio, cobre, manganeso, fósforo, potasio y magnesio. También aporta algo de calcio y hierro siendo muy bajo en sodio. Es importante consumir trigo sarraceno procedente de cultivo ecológico para evitar el consumo de contaminantes o de organismos modificados genéticamente.

Ingredientes:

-1 taza de harina de quinoa

-1 taza de harina de trigo sarraceno

-1/2 taza de harina de linaza

-3 cucharadas de semillas maravilla

-3 cucharadas de semillas de zapallo

-3 cucharadas de semillas de linaza ( también puedes usar sésamo, nueces, avellanas etc)

-3 cucharadas de aceite de oliva

-1 cucharadita de sal de mar

-1 cucharadita de bicarbonato de sodio libre de aluminio

-1 cucharadita de sirope de agave

-2 tazas de agua templada

Preparación:

Mezclas en un bol las harinas y las semillas ( reservas un poco para adornar)

Revuelves e incorporas la sal y el aceite de oliva. Sigues revolviendo y añades el bicarbonato, el sirope y el agua templada de a poco, por tandas, revolviendo viendo que no te vayas a pasar.

Una vez incorporado todo, dejaras la masa con un paño tapado reposando por 24 hrs, ojalá en un lugar templado de la cocina. Si hay sol, puedes dejarle bol tapado a los rayos del sol y luego dejar reposar dentro. (Recibir prana directamente del sol a los alimentos es un acto lleno de magia). Al día siguiente, llevaras la masa a un molde previamente aceitado y luego al horno previamente calentado a 200 grados por aproximadamente 25 min o hasta que este dorado por fuera y listo por dentro. (Puedes meter un palito y si sale seco es porque está listo.

Dejar enfriar y listo! Disfrutar junto a un delicioso chucrut con palta como quieras!