Chucrut casero




El chucrut es una fermentación acidoláctica del repollo típico de Alemania, donde se mezcla para contrarrestar los efectos negativos del consumo de carne, y de esta sobre la salud. Al fermentar repollo, las bacterias lácticas (como los lactobacillum o los bifidubacterium) aumentan los microorganismos beneficiosos que mejoran la calidad de nuestra microbiota o pared intestinal, restablecen el pH del intestino delgado, refuerzan el sistema inmune, mejoran el proceso digestivo y la absorción de nutrientes. El repollo fermentado es rico en enzimas y probióticos, tienen altas cantidades de vitamina E, B1, B2, C, y minerales como hierro, calcio, fósforo y magnesio. Esta maravilla de alimento se puede comprar ya hecho, pero hay que prestar atención porque la mayoría de las veces se encuentra disponible pasteurizado, de modo que habrá perdido sus propiedades.